Cargando...

Blog

Apr 10, 2019

La verdad sobre el Trastorno Bipolar

Apr 10, 2019

¿Qué es realmente el Trastorno Bipolar?

 

El concepto de bipolaridad se ha venido usando en los últimos tiempos, en situaciones o contextos que nada tienen que ver con el significado del trastorno,  ¿pero sabemos realmente que hay detrás de ese concepto?

 

A pesar de que el trastorno bipolar es bastante conocido por la población, al menos en cuanto al nombre se refiere, existe una gran desinformación acerca de esta patología. El trastorno bipolar es una enfermedad mental que provoca cambios extremos en el estado de ánimo que comprenden altos emocionales como el caso de la hipomanía o manía, y bajos emocionales como los episodios depresivos. Estos episodios de cambios en el estado de ánimo pueden ocurrir en ciertas ocasiones puntuales o por lo contario en reiteradas ocasiones, dependiendo de cada persona.

 

Es una enfermedad crónica que afecta a los mecanismos que regulan el estado de ánimo, se presenta en forma de episodios recurrentes que van desde la manía o hipomanía (alegría, exaltación o euforia) hasta la depresión. Estas variaciones anímicas influyen significativamente en los aspectos sociales, familiares y laborales de las personas que presentan la enfermedad.

 

Existen dos tipos de trastornos bipolar:

- Trastorno bipolar tipo 1, cuando ha tenido al menos un episodio maníaco durante su vida, que puede estar precedido de un episodio depresivo o no.

- Trastorno bipolar tipo 2, cuando el sujeto presenta episodios hipomaníacos, pero nunca presentó un episodio maníaco.

 

La manía e hipomanía, son dos tipos de episodios diferentes, sin embargo suelen presentar síntomas muy similares. Se considera la manía más grave que la hipomanía ya que su intensidad suele ser mucho mayor, suele causar problemas en el trabajo, en las relaciones sociales, en la realización de actividades y suele interferir bastante en su vida cotidiana requiriendo en ciertas ocasiones ser hospitalizados.

 

La hipomanía puede causar que la persona tenga un alto nivel de energía, pensamientos grandiosos o irreales, altos niveles de impulsividad y comportamientos raros, la persona suele interpretar estos síntomas como buenos, lo cual puede llevarle a la negación de que tiene un problema.

 

Los episodios maníacos y los hipomaníacos suelen presentar alguno de los siguientes síntomas:

- Aumento de energía, actividad, inquietud, pensamientos rápidos y habla rápida
- Estado de nerviosísimo y tensión continuada
- Negación de que existe algún problema
- Sensación exagerada de bienestar y euforia
- Irritabilidad extrema y fácil distracción
-  Confianza en sí mismo exagerada
- Menor necesidad de dormir
- Conductas impulsivas, como hacer compras compulsivas, tener practicas sexuales con riesgos hacer inversiones absurdas
- Creencias poco realistas en tener ciertas habilidades y poderes

 

Sin embargo en muchas ocasiones el trastorno bipolar cursa con episodios depresivos, donde el sujeto llega a sentirse muy triste y desesperanzado llegando incluso a perder el interés o placer en la mayoría de las actividades.  Estos síntomas son lo suficientemente graves como para causar dificultades evidentes en las actividades cotidianas.

 

Alguno de los síntomas  en episodios depresivos suelen ser:

- Tristeza persistente, niveles altos de ansiedad
- Sentimientos de desesperanza  o pesisimiso
- Sentimientos de culpabilidad o desvalorización
- Pérdida de interés en cosas que le gustan
- Inquietud e irritabilidad
- Sentimiento de fatiga, de poca energía
- Pensamientos sobre la muerte o el suicidio
- Dificultades de concentración
- Agitación o comportamiento más lento

 

En un primer momento las personas que padecen un trastorno bipolar no reconocen hasta qué punto esta inestabilidad emocional interfiere y altera su vida y la de sus seres queridos, por lo que en muchas ocasiones no reciben el tratamiento que necesitan.

 

Sin embargo en estos pacientes el tratamiento farmacológico y la terapia psicológica son fundamentales, ya que si no se trata puede provocar problemas graves que afectaran en todos los aspectos de su vida:

- Posible problemas de abuso de sustancias
- Pensamientos o intentos de suicidio
- Relaciones dañadas y grandes problemas en las relaciones sociales
- Desempeño deficiente de actividades
- Problemas en el ámbito laboral, persona y social

 

Aunque el trastorno bipolar es una afección de por vida, hoy en día se puede controlar los cambios en el estado de ánimo y otros síntomas siguiendo un plan de tratamiento específico. En la mayoría de los casos el tratamiento con mejores resultados es la combinación de  un tratamiento farmacológico adecuado a las características  de cada sujeto cambiando con intervención  psicológica.

 

 

 

 

 

Beatriz Lamas

Psicóloga en Ayuda Diabetes

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa