Cargando...

Blog

Oct 28, 2018

¿Necesitas todo lo que compras?

Oct 28, 2018

Hoy en día vivimos en una sociedad que fomenta el  consumo. Cada vez queremos más y nunca llegamos a satisfacernos por completo. 

Nuestra psicóloga Beatriz Lamas te adentra en el mundo de LAS COMPRAS COMPULSIVAS

Si nos paramos a pensar, muchos de nosotros, hemos comprado en reiteradas ocasiones, cosas que realmente no necesitábamos, incluso muchas veces lo hemos hecho solo por el hecho de que el producto estaba rebajado o por el simple hecho de comprar.

Sin embargo no hay nada malo, en darse un capricho de vez en cuando, incluso a veces puede llegar a ser positivo tener reforzadores materiales que nos ayuden a mantener nuestro bienestar. El problema radica cuando compramos por impulsos.

 

Hablamos de compra compulsiva cuando el sujeto presenta una urgencia irresistible de compra masiva de objetos superfluos. Tras un breve período de alivio tras su compra, la persona experimenta un sentimiento de culpabilidad que le provoca volver a comprar para aliviar su malestar, y esto genera un círculo vicioso, es decir, emplea la conducta de comprar como mecanismo de evasión, se siente mal, por lo que para evitar su malestar vuelve a comprar.

 

La característica fundamental de la compra compulsiva radica en la aparición de deseos intensos por comprar objetos que la persona no necesita y la incapacidad de controlar estos deseos ya que la compra alivia la tensión de la persona y le genera cierto placer.

 

En muchas ocasiones la conducta aditiva de comprar es una vía de escape a otros problemas, ya que el tiempo en que la persona está comprando no está pensando en sus preocupaciones u obligaciones, por lo que desconecta temporalmente de aquello que no le gusta, se evade, lo cual hace que durante ese periodo de tiempo de compra se sienta bien.

 

La persona que compra compulsivamente tiene la necesidad de comprar en respuesta a emociones negativas que experimenta, en muchas ocasiones, la persona intenta rellenar un vacío, ya sea por carencias emocionales o por algún problema. Suelen tener baja autoestima, baja tolerancia a la frustración, inseguridad,  ciertos problemas con la imagen corporal, tienden a ser caprichosos e impulsivos, por lo que a corto plazo intenta cubrir ese vacío mediante las compras.

 

Suele ser una adicción que en un primer momento pasa desapercibida tanto para quien la padece como para los de su alrededor, ya que habitualmente estas personas optan por comprar a solas y los objetos que suelen comprar en la mayoría de las ocasiones son para ellas mismas.

 

Ciertas características  que puede tener un comprador compulsivo

• Suele adquirir cosas que realmente no necesita

• Suele tener intrusiones de pensamientos que le incitan a la compra

• Suele tener un deseo intenso por comprar

• Imposibilidad de contener su impulso de realizar la compra

• Suelen mentir acerca del precio de la compra (disminuyéndolo)
• Suele gastar más dinero del que debiera, y si le sobra dinero tiene la necesidad de gastarlo

• Suele sentir satisfacción y alivio tras haber comprado

• Suelen justificar sus compras diciendo que son gangas, ofertas o grandes oportunidades

• Pasado un tiempo de la compra, ya no le interesa, y necesita comprar algo nuevo

• No es capaz de controlar la conducta de compra

• Muchas veces siente culpa o se arrepiente después de haber adquirido el producto

 

La mayor parte de los compradores compulsivos se olvidan rápido de los objetos que han adquirido, y comienzan a interesarse por nuevos objetos que quieren adquirir.

 

Ocho consejos para no comprar más cosas de las que necesitamos

1. No improvises tu compra, planifícala, puedes hacerte una lista, te permitirá reflexionar sobre lo que realmente necesitas

 

2. No compres cuando estés triste o tengas un bajo estado de ánimo, no intentes sustituir una emoción por otra, intenta resolver el problema que te ha generado esa emoción

 

3. Haz un presupuesto de lo que quieres gastar, sal de casa con el dinero justo para lo que quieres comprar

 

4. Si quieres comprar algo, tómate un día para pensarlo, no lo compres de manera impulsiva en el momento que lo veas

 

5. Realiza un seguimiento  de tus gastos, llevar una contabilidad en papel, te hará darte cuenta de si estás comprando en exceso

 

6. Evita la necesidad de comprar productos innecesarios, antes de comprar, pregúntate si realmente lo necesitas

 

7. Intenta pagar siempre en efectivo y olvidarte de las tarjetas, ya que muchas veces que pagamos con tarjeta no somos realmente conscientes de lo que hemos pagado

 

8. Evita pensar sobre las compras nuevas que te gustaría hacer, para eso, intenta estar distraído

 

 

Si a pesar de todo, consideras que compras en exceso y que tienes dificultades para controlar tus compras, en el departamento de psicología de ayudabiabetes podemos trabajar para aliviar tu malestar y entrenarte en estrategias a nivel cognitivo conductual que te permitan aumentar tu autocontrol y disminuir las conductas desadaptativas, favoreciendo tú bienestar.

 

 

 

 

 

Beatriz Lamas

Psicóloga en Ayuda Diabetes

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa