Índice glucémico ¿Qué hay de verdad?
Cargando...

Blog

May 11, 2018

Índice glucémico ¿Qué hay de verdad?

May 11, 2018

Nuestro nutricionista, Rafael Borges, te acerca a la terminología del Mundo de la Diabetes...

 

Antes de comenzar me gustaría definir qué es el índice glucémico (IG). Es un parámetro comparativo que valora la respuesta del aumento de la concentración de glucosa en sangre y la velocidad con la que lo hace, de determinados alimentos. Así expuesto, da como para pensar que bien gestionado podría ser un arma de gestión dietética bastante importante.

 

Otro parámetro muy útil en nutrición es la carga glucémica (CG), que no es otra cosa que este IG referido a la cantidad de hidratos de carbono que contienen 100 gramos de ese alimento. Esto significa una combinación entre la cantidad y la calidad de los hidratos consumidos.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) recomendaron dietas con carbohidratos de bajo índice glucémico y en el 2002 se publicó una Tabla Internacional de valores de índice glucémico y carga glucémica para su aplicación.

 

El estudio de la influencia del Índice glucémico de los alimentos sobre nuestro organismo es muy complejo debido a los siguientes factores:
-La gran inestabilidad en la respuesta del IG y la CG intra e interpersona,
-La complicación de los procesos metabólicos que se ven involucrados,
-La versatilidad de un mismo alimento, en su composición (entre amilosa y amilopectina), dependiendo de su lugar de procedencia o de su proceso de maduración,
-La inconsistencia de estos índices ante diferentes formas de preparación, o por la manera de consumirlos, individual o mezclada.

 

Ante todo esto, las recomendaciones más adecuadas en referencia a la ingesta de hidratos de carbono en un programa nutricional saludable son las siguientes:
• Promover una dieta moderada en la ingesta de hidratos de carbono complejos en su modalidad completa (integrales), para garantizarnos una ingesta suficiente de fibra.
Reducir el consumo de hidratos de carbono complejos procesados a la mínima expresión.
Consumir de manera muy esporádica los hidratos de carbono simples (no ocurre nada si los eliminamos de nuestros hábitos nutricionales).
Tomar las listas del índice glucémico y carga glucémica de los alimentos como referencia y no como dogma a la hora de realizar programas nutricionales.
Mezclar los alimentos que contengan hidratos de carbono con otros que tengas proteínas y/o grasas, estas últimas de fuentes adecuadas, como aceites de oliva, frutos secos o aguacate.
Elegir alimentos con una densidad de hidratos de carbono baja (frutas, verduras y hortalizas), frente a los de hidratos de carbono de densidad alta (panes, pastas y cereales).
Distribuir la ingesta calórica de los carbohidratos a lo largo del día, disminuyendo los de alta densidad en las últimas horas del día.
Mantener una vida activa, introduciendo en la rutina semanal la actividad física de una intensidad algo más que moderada, 3 o más veces semanales.

 

Este último hábito, aunque no está directamente relacionado con la nutrición, si lo está de manera indirecta, pues con él se ayuda a conseguir:

1- Un metabolismo más eficiente de los hidratos de carbono.

2- Ralentizar el aumento del tejido graso.
3- Mejorar nuestra sensación de bienestar que a fin y la postre va a ser la que nos va ayudar afrontar cualquier situación con mayor energía y positivismo.

 

Con esta información espero haberos ayudado a tener un poco más claro un concepto que a partir de ahora vas a manejar a menudo en tus pruebas rutinarias de tu diabetes. Si tienes cualquier duda en www.ayudadiabetes.com  podemos resolvertela.CONTACTA CON NOSOTROS. 

 


 

 

 

 

 

 

Rafael Borges

Nutricionista en www.ayudadiabetes.com

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa