Cargando...

Blog

Mar 21, 2019

Cuándo querer comer es algo más que tener hambre...

Mar 21, 2019

¿Como en exceso por que tengo hambre?

Los problemas de ansiedad se han convertido en uno de los principales motivos de consulta en las clínicas de psicología, dado que cada vez afectan a mayor número de personas  y sus efectos suelen interferir en muchos ámbitos de sus vidas.

 

En muchas ocasiones cuando sentimos malestar recurrimos a la comida, por lo que muchas personas comentan que “cuando tengo ansiedad me da por comer”. A muchas personas esta situación les genera cierta angustia y malestar por la falta de control que pueden llegar a tener en la ingesta de comida cuando tienen altos niveles de ansiedad, llegando a comer más de la cuenta o de forma descontrolada o inconsciente.

 

Es importante plantearse y analizar qué hay detrás de esa forma compulsiva de comer. El problema normalmente reside cuando buscamos en la comida una satisfacción o un alivio momentáneo del malestar que nos están provocando ciertas preocupaciones o emociones negativas que estamos sintiendo en ese momento. Solemos emplear la ingesta de comida como una estrategia errónea que nos alivia, en un primer momento, sin embargo posteriormente los problemas o preocupaciones siguen estando ahí, incluso sumados a un nuevo problema que suele estar ligado a sentimientos de culpabilidad y frustración por haber ingerido tanta cantidad de comida.

 

Es importante comprender que comer compulsivamente es un síntoma de tener ansiedad, el problema no suele ser la comida en sí, sino la ansiedad que estamos sintiendo,  por lo que a la hora de intervenir sería un error centrarnos en los alimentos que deberíamos comer, sino qué deberíamos focalizar toda nuestra atención en conocer qué situaciones nos están generando esa ansiedad, para poder intervenir directamente en la raíz del problema.

 

Las conductas relacionadas con la alimentación están condicionadas por nuestro estado de ánimo, cuando tenemos ansiedad o estamos tristes solemos comer de forma impulsiva ya que en realidad no comemos porque tengamos hambre o sintamos la necesidad física de comer, sino que lo hacemos para saciar nuestras necesidades emocionales, como una forma errónea de afrontar los problemas.

 

Cuando buscamos en la comida un alivio temporal de las emociones negativas debemos comprender que el problema no reside en el acto de comer sino en la emoción que estamos sintiendo en ese momento.

 

Comer es una conducta primaria que está relacionada con un neurotransmisor denominado dopamina, que nos hace sentir bien, por lo que aunque posteriormente puedan aparecen sentimientos de culpabilidad, en un primer momento la comida nos genera una sensación de bienestar inmediata que ayuda a disminuir la emoción de angustia que nos está generando la ansiedad, pero a largo plazo la ansiedad perdura, porque solo le hemos puesto un parché en un momento puntual, sin embargo no hemos aprendido a manejarla.

 

Por regla general, la ansiedad por comer no aparece por una circunstancia biológica o natural sino en respuesta a un problema interno que suele presentar el sujeto que suele estar directamente relacionado con problemas emocionales, altos niveles de estrés, ansiedad o baja autoestima.

 

Por lo que es importante conocer otras alternativas más eficaces para aprender a manejar o disminuir los niveles de ansiedad para poder aliviar nuestro malestar, resolviendo los conflictos emocionales de manera adecuada.
Algunas claves para diferenciar cuando tenemos ansiedad por comer pueden ser:

- Suele aparecer de manera imprevista y repentina

- Nuestra mente suele generar una serie de imágenes mentales y representaciones de comida

- Comemos de manera automática sin ser conscientes de las cantidades ni el tiempo
- Casi siempre suele apetecernos alimentos muy concretos, normalmente que contengan altos niveles de grasas o azucares

- No solemos sentirnos saciados

- Después de comer suelen aparecer sentimientos de culpabilidad o arrepentimiento

 

Aunque darse un capricho de vez en cuando, es algo completamente recomendable, debemos tener en cuenta que, cuando en reiteradas ocasiones, comemos en base a cómo nos sentimos, puede llegar a ser perjudicial para nosotros, por lo que recuerda que en ayudadiabetes tenemos profesionales que pueden ayudarte valorando tu caso de forma individualizada.

 

 

 

 

 

Beatriz Lamas

Psicóloga en Ayuda Diabetes

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa