Cargando...

Blog

Jul 18, 2018

Cuando hablamos de algo más que timidez: Ansiedad Social

Jul 18, 2018

El ser humano es un animal esencialmente social en todas sus áreas vitales. Sin embargo, cuando hablamos de ansiedad social nos referimos a un temor acusado y persistente a una o más situaciones sociales, en las que la persona se ve expuesta ante gente desconocida o a la posible evaluación de los demás y esto le provoca mucho malestar.

 

La ansiedad social es normal, e incluso puede ser adaptativa y funcional porque nos permite comportarnos adecuadamente ante relaciones interpersonales nuevas o importantes. Sin embargo, en ciertos casos, esta ansiedad se manifiesta de manera muy intensa o desproporcionada durante la situación que estamos viviendo y esto puedo convertirse en un problema que interfiera en nuestras vidas.

 

Las personas con ansiedad social, se preocupan anticipadamente por situaciones en las cuales se tienen que desempeñar socialmente, experimentan preocupación por sentir vergüenza, ser juzgados como débiles o inferiores además suelen sufrir altos niveles de ansiedad anticipatoria en relación con los próximos eventos o situaciones sociales que vayan a tener.

 

Esto se convierte en un círculo vicioso, donde la ansiedad anticipatoria les conduce a obtener malos resultados (ya sean reales o percibidos) de la situación social, lo que conlleva a una mayor ansiedad anticipatoria para las situaciones futuras, y cada vez esta ansiedad va aumentando.

 

Para ciertas personas las relaciones sociales no son siempre reforzantes o placenteras especialmente si son situaciones en las que han de relacionarse con personas desconocidas, personas con cierta autoridad o incluso del sexo opuesto, no tanto por la situación en sí misma, sino porque perciben que están siendo observados y en cierta medida sienten que están evaluando su conducta  y temen enormemente actuar de manera inadecuada.

 

La persona que padece ansiedad social presenta un miedo intenso y persistente cuando tiene que realizar alguna actividad ante los demás como puede ser por ejemplo hablar en público, o frente a las interacciones sociales como por ejemplo asistir a una fiesta donde no se conoce a mucha gente, estas situaciones le producen una alta sintomatología ansiosa provocada por la percepción de estar siendo observado o por el temor a una evaluación negativa.

 

Todo ello, provoca una gran interferencia en sus vidas y les produce un malestar clínicamente significativo llegando a deteriorar su calidad de vida, sino se trata de forma adecuada.

Las personas con ansiedad social mantienen un miedo irracional o excesivo en diferentes situaciones como pueden ser:
Situaciones relacionadas con interacciones sociales ej: mantener una conversación  con alguien desconocido, tener que iniciar conversaciones, poner una reclamación, llamar a alguien desconocido por teléfono
Situaciones en las que se está siendo  observado: ir a tomarse algo a un bar solo, entrar en una situación donde ya haya gente sentada (aulas, trasportes), temor a que alguien nos mire o nos observe, temor a ponerse colorado o sudar en exceso
Situaciones en las que tengas que actuar frente a otras personas, por ejemplo: dar una charla, exponer un trabajo, hablar en público, hacer preguntas

 

La persona que padece ansiedad social tiene un enorme temor a la crítica, a la evaluación negativa y al rechazo, tiene miedo a ser visto como ansioso, débil, incompetente o inferior y esto le provoca altos niveles de ansiedad cuando se tiene que enfrentar a las situaciones temidas. Muchas veces acaba evitando estas situaciones para no tener que enfrentarse a ellas, lo que provoca que a largo plazo el problema se cronifique y su vida se limite cada vez más.

 

Aunque también hay mucha gente, que no llega a evitar las situaciones temidas, pero cuando se enfrenta a ellas, las vive, con mucho malestar y emplea lo que se denominan conductas defensivas como pueden ser: no beber alcohol para no perder el control, hablar poco o contestar brevemente, intentar pasar desapercibido, no hacer preguntas en una reunión, incluso cosas tan sutiles como maquillarse en exceso para evitar mostrar ponerse colorada o ponerse el pelo en la cara para que no la vean que se está poniéndose roja, entre muchas otras.

 

Habitualmente la ansiedad social se inicia de forma gradual y suele estar relacionada con otros problemas de ansiedad, sin embargo la aparición del problema suele deberse a la interacción de diferentes factores estresantes mantenidos en el tiempo.

 

La ansiedad social es uno de los problemas psicológicos más comunes y en el que mayor eficacia tiene el tratamiento psicológico, de hecho, la terapia psicológica es el tratamiento de primer elección y está enfocado a trabajar de forma directa y focalizada a través de un abordaje individualizado con técnicas diseñadas para reducir el malestar y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

 

Si te sientes identificado con esta situacion, NO LO DUDES, en AYUDA DIABETES nuestros consultores psicológicos pueden ayudarte. 

 

 

 

 

 

Beatriz Lamas

Psicóloga en Ayuda Diabetes

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa