Cleptomanía: Algo más que un robo...
Cargando...

Blog

Aug 8, 2018

Cleptomanía: Algo más que un robo...

Aug 8, 2018

Nuestra psicóloga Helena Robert, te da las claves para conocer un poco más sobre la cleptomanía...

 

Muchas veces, en la vida cotidiana, tendemos a confundir la cleptomanía con lo que son los robos o hurtos. Sin embargo, ambos conceptos no tienen un mismo significado.

 

La Cleptomanía es un trastorno de género psicológico, por ello hay que diferenciarlo de los simples robos. La mayoría de las veces, se cometen estas acciones a raíz de un impulso y la realización de dicho impulso lleva al individuo a una sensación de alivio y satisfacción que le calman su malestar. Esto supone para ellos una liberación, pero por haber calmado su impulso, no por el robo en sí.

 

La Cleptomanía se caracteriza primordialmente por una incapacidad en controlar los impulsos por robar cualquier cosa y generalmente, suelen ser cosas que la persona no necesita. Este impulso del que hablamos suele ser incontrolable.

 

Las personas padecen este trastorno suelen tener una y otra vez pensamientos reiterativos sobre el hecho de robar cualquier objeto, lo que finalmente, les lleva a realizarlo.

 

Dentro de la población, encontramos que este trastorno se da más en mujeres que en hombres y en general, acusa a un 0,6% de la población. Además, en un porcentaje de un 7%, esta problemática correlaciona con el TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo).

 

Pese a lo que se puede creer en la sociedad, esta problemática no está asociada al bajo poder adquisitivo, sino que se da por igual en todos los niveles económicos.

 

Algunos factores que pueden estar relacionados con el desarrollo de esta enfermedad pueden ser los genéticos, transmitidos por familiares directos. También se cree que este patrón de conducta puede ser iniciado para aliviar síntomas derivados de la ansiedad o depresión.

 

  DIFERENCIAS ENTRE UN CLEPTÓMANO Y UN LADRÓN:

En el caso de los cleptómanos, encontramos que los mismos sienten un impulso imparable por robar. Es algo que sale de su interior y no se para a mirar el valor de lo hurtado, no le importa. La persona con este trastorno, cuando ejecuta la acción siente remordimientos o elevada culpa. Sabe que lo que está haciendo no está bien.

 

En el caso de los ladrones, es el beneficio que obtiene al robar, lo que le lleva a la acción en sí misma.  Es decir, obtiene en lo robado un resultado sobre todo a nivel económico. El ladrón no suele tener remordimientos de conciencia tras haber robado e incluso justifica los hechos, pensando que está haciendo lo correcto.

 

En cuanto a las variables de personalidad, hallamos que en los ladrones aparecen ciertos rasgos de egocentrismo o psicoticismo que en los cleptómanos no se dan.

 

   ALGUNOS FALSOS MITOS O CREENCIAS:

Se suele decir que la cleptomanía es algo incurable, pero no es así. Terapias como la cognitivo conductual y otras, han demostrado su eficacia.

 

También suelen atribuírseles a estas personas caracteríticas de gente rara o que parece “loca”, pero no es así. Se trata de individuos que llevan a cabo una vida completamente normal y adecuada. Son personas resueltas y capaces.

 

Para más información acerca de este tema, no dudéis en poneros en contacto con nuestro Consultorío de Psicología. 

 

 

 

 

Helena Robert

Psicóloga en Ayuda Diabetes

 

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa