Cargando...

Blog

Jan 7, 2019

Acoso escolar: Claves

Jan 7, 2019

En ayudadiabetes.com, de la mano de nuestra psicóloga, Beatriz Lamas, te damos las claves para poder identificar el ACOSO ESCOLAR. 

 

El acoso escolar se ha convertido en los últimos tiempos en un grave problema que se da con frecuencia en las aulas de todo el mundo. Hablamos de acoso escolar o bullying, cuando se da una forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre iguales de forma reiterada a lo largo del tiempo.

 

Los casos de bullying, muestran un abuso de poder, donde el acosador logra la intimidación de la víctima a través de amenazas, agresiones, insultos o vejaciones bajo un maltrato intimidatorio. Es habitual que el acosador moleste de forma reiterada a su víctima bajo el silencio o complicidad del resto de los compañeros.


El agresor suele ser una persona impulsiva, agresiva y autoritaria, con muy pocas habilidades sociales que no muestra ningún tipo de capacidad de empatía, necesita tener cierta dominancia, sentirse poderoso y reconocido a través de la intimidación y agresividad.  Suele manipular a su antojo la realidad y no tienen ninguna capacidad de autocrítica.

 

Por su parte el acosado, suele ser una persona vulnerable, tímida con una baja autoestima, con  muchas inseguridades que mantiene una actitud sumisa con incapacidad para defenderse por sí mismo.

 

Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones, no solo participan el agresor y la víctima sino que es importante destacar el papel que ejerce el espectador o testigo, suelen ser los compañeros que observan las agresiones y se mantienen pasivos frente al acoso que se está produciendo. Aunque no actúen directamente de cierta manera, apoyan indirectamente las acciones violentas porque consideran que denunciarlas puede perjudicarles o convertirles en otras víctimas. Sin embargo estás personas pueden influir significativamente en la erradicación de este problema, por ello es importante la sensibilización y la concienciación de los testigos.

 

Hay diferentes tipos de abuso escolar
-Físico: es el tipo de acoso más común, consiste en una agresión directa, patadas, empujones, golpes, entre uno o varios agresores contra una sola víctima. En ocasiones se produce también el robo o el daño intencionado de las pertenencias de las victimas.

 

-Verbal: se produce a través de humillaciones, insultos, motes, difusión de chismes o rumores falsos, amenazar o hacer burlas, para dañar la autoestima de la persona que lo sufre.

 

-Psicológico: se realiza mediante amenazas para provocar miedo a través de la persecución, chantaje o manipulación, lo que provoca un sentimiento de indefensión, dolor y angustia por parte del agredido.

 

-Social: consiste en la exclusión y en el aislamiento progresivo de la víctima impidiéndole participar en actividades o ignorando su presencia.

 

Pese a que el acoso escolar es un tema que se da con bastante frecuencia, en muchas ocasiones es difícil detectarlo, y que en muchas ocasiones, cuando se detecta ya se ha hecho demasiado daño y quedan grandes secuelas, por ello es importante conocer las claves para detectar si una persona está sufriendo acoso escolar, para poder intervenir los antes posible

 

- El adolescente presenta cambios de humor muy bruscos
- Se produce un aumento de la irritabilidad en la persona y no quiere hablar
- Tiene un estado de ánimo bajo y no le interesan cosas que antes le gustaban
- Tiene miedo a ir al colegio y busca excusas para no ir
- Se produce un cambio en el rendimiento académico
- No cuenta nada sobre su día a día en el centro
- Presenta cierto aislamiento social, prefiere quedarse en casa
- Se debe poner atención a los cambios de actitud que pueda tener la persona

 

La persona acosada a la larga, sufre un gran daño en su autoimagen ya que se percibe como inadaptado en el contexto escolar, por lo que tiende a retraerse en los contextos que impliquen interacción con otros.

 

A largo plazo si no se interviene, la persona tenderá a sentirse muy incómodo en situaciones sociales ya que las percibirá como un entorno amenazante por lo que implicara un deterioro sus interacciones sociales. Puede producirse un bajo estado de ánimo, y un descenso en su rendimiento académico producido por la incapacidad de prestar atención o concentrarse.

 

La dificultad de evitar el acoso escolar radica en que la víctima rara vez se atreve a denunciarlo por temor a sufrir represalias. Por ello es de especial importancia que nunca se responsabilice a la víctima del bullying por el maltrato recibido, ni se le debe solicitar que cambie su apariencia o su forma de ser.

 

La intervención debe estar dirigida al apoyo a la víctima, es muy importante hacerle ver que él no es el culpable de la situación de bullying,  ya que los individuos con una personalidad agresiva buscan hacer daño de forma intencionada a los que consideran más débiles.

 

Es importante educar a nuestros hijos bajo un clima de confianza y comunicación, mostrarles que siempre pueden contar con nosotros y debemos mantenernos atentos a los cambios de comportamiento o actitud que puedan tener.

 

Sin embargo este tema engloba una responsabilidad conjunta tanto de la comunidad educativa, de los padres como de los propios alumnos, por ello se debe trabajar desde la prevención para poder erradicar este problema de las aulas.

 

Si piensas que alguna persona que conoces puede estar sufriendo este acoso recuerda que en ayudadiabetes tenemos el departamento de psicología a tu disposición que puede asesorarte y ayudarte.

 

 

 

 

 

Beatriz Lamas

Psicóloga en Ayuda Diabetes

<< Go back to the previous page

ContactO

Llámanos
699062852
Dirección
Edificio Nuevas Empresas, Avda. de Buendía 11
19005 Guadalajara
Recargar
Abra el Mapa
Cierre el Mapa